martes, 3 de diciembre de 2013

Sparzanza en Alcalá de Henares - 27 de noviembre - Sala EgoLive:


Hace apenas una semana tuvimos el placer de asistir, una vez más, a un gran e inesperado concierto. Grande porque el nivel presentado aquella noche por los suecos Sparzanza era de aúpa e inesperado porque por nada del mundo podría figurarme la atracción que esta banda iba a generar entre el público alcalaíno. Lo cierto es que nada más llegar me encontré de frente con un muy bien preparado tenderete que estaba vendiendo el 'merchandising' de Sparzanza (desde las típicas camisetas y discos hasta parches y muñequeras) a un ritmo de verdad endiablado. Y todo ello antes de que empezara el concierto. Increíble. Igualito que aquella vez... Menos mal.

Se veía a la gente con muchas ganas de que los chicarrones empezaran a tocar. Normal. Como normal se está convirtiendo el hecho de que las bandas elijan cada vez más a la EgoLive para iniciar sus giras nacionales, tal y como les está ocurriendo a Sparzanza, embarcados todavía hoy en su 'spanish tour'. Pensándolo bien, puede que musicalmente hablando incluso no sea del todo bueno que una banda empiece gira aquí porque todavía puede no estar rodado y todas esas cosas, pero qué queréis que os diga... a mi eso siempre me parecerá un detallazo.


La seriedad (en el buen sentido) de los Sparzanza se notó desde los primeros compases de la noche. Empezaron a una hora más que ajustada, dejando sonar una introducción pregrabada muy de película de ciencia-ficción o miedito a lo Alien que transmitía una sensación de inquietud y expectación fuera de lo común. Expectación que rompió en aplausos y vítores a la salida de la banda de entre las bambalinas para subirse al escenario y empezar a hacer retumbar la sala.

Por mi parte, he de decir que no suelo asistir a muchos conciertos de Metal, las cosas como son, pero éste en concreto me sorprendió muy gratamente porque se notaba que estos suecos se lo habían trabajado. Pocas veces he visto un recital tan sólido, tan lleno de detalles, tan bien hilado y consistente. Sin ningún hueco dejado a la improvisación o a la dejadez. Al fallo. La prueba es que lo que tocaron de forma tan infalible aquella noche fue justamente lo que pude observar en el 'setlist' poco antes de empezar el concierto.


El recital planeado contaba con todas las canciones que les ha permitido alcanzar cierto reconocimiento en el círculo del Hard-Rock y Metal allá en las tierras más allá del muro. Básicamente se encargaron de enseñarnos las cartas más altas de sus tres últimos discos, que son los que representan el salto cualitativo de la banda: 'In Voodoo Veritas' -Kabuki Records 209-, 'Folie à Cinq' -Spinefarm Records 2011- y 'Death Is Certain, Life Is Not' -Spinefarm Records 2012-.


Abrieron con "The Fallen Ones" y "Going Down", que son dos 'singles' de una categoría soberbia, por lo que ahí van los dos:





Más tarde, según nos íbamos introduciendo en el impecable sonido de la banda, fueron cayendo temas igualmente interesantes como lo son sin duda alguna "Follow Me" (perfectamente interpretada por la banda y con el bajista Johan 'Yisascraist' Carlsson dándolo todo) y "Ad Viventes" (con ese estribillo cantado en latín por el guitarrista Calle Johannesson) entre otros. Todos ellos plagados de miles de detalles, ejecutados aquella noche en directo por su propio técnico de sonido, que nos hablan del cuidado con el que estos músicos realizan sus producciones: presencia de efectos vocales, aplicación de electrónica, de pregrabados...




Entre medias, en los escasos momentos en que Sparzanza descansaba para tomar algo de aire (su cantante principal Fredrick Weileby se lo merecía) había espacio para demostrar que no eran tímpanos de hielo y que podían interactuar con el público, agradeciendo nuestra presencia en el concierto un día entre semana, hablando de los afortunados que podían trabajar al día siguiente dad la situación económica que vivimos, preguntándonos por bandas nacionales que no fueran los Héroes Del Silencio... De lo divino y lo humano, vamos.


Llegado el momento y haciendo caso omiso de las peticiones del público, sin más concesiones que lo que habían escrito, preparado y ensayado, la gente de Sparzanza arremetió por última vez con unos bises muy medidos que incluían las canciones "Crone Of Bell", "Mr. Fish" y "Temple Of The Red-Eyed Pigs" y que se fueron perdiendo finalmente entre las notas cada vez más apagadas de un piano...


Ante tanta profesionalidad y tan grandioso sonido no pudo quedar mejor sabor de boca.

¡SPARZANZA!


SETLIST:

"The Fallen Ones".
"Going Down".
"Robota".
"Alone With A Loaded Gun".

"Dead Inside".
"Follow Me".
"When The World Is Gone".
"The Blind Will Lead The Blind"
"Gone".
"Red Dead Revolver".

"Ad Viventes".
"My World Of Sin".
---

"Crone Of Bell".
"Mr. Fish".
""Temple Of The Red-Eyed Pigs".

No hay comentarios:

Publicar un comentario