viernes, 21 de diciembre de 2012

Noches de Power-Pop 2ª Parte: Paul Collins en Alcalá de Henares - 16 de diciembre - Sala Ego:

Tal y como habíamos prometido hace unos días, Los Sultanes Del Swing cerramos el año con otra crónica ‘powerpopera’. Pero en este caso no se trataba de un concierto más que apuntar en la lista, ya que el responsable de subirse al escenario la noche del domingo 16 de diciembre no fue otro que Paul Collins, es decir: el denominado por muchos ‘Rey Del Power-Pop’.



No vamos aquí a hablar a modo de introducción de la dilatada carrera de Paul Collins porque entonces estaríamos fomentando que alguien nos comentara en plan anónimo malvado, así que preferimos pasar página sobre la importancia que la obra de Paul ha tenido en la música de las últimas décadas para entrar directamente a tratar el asunto de la gran noche que tuvimos el placer de presenciar en la EgoLive.

Paul Collins es uno de esos tipos incombustibles que no se está quieto en casa y que no suele parar de realizar giras y más giras por todo el mundo. La última de ellas, la llamada ‘European Tour 2012’ le ha hecho viajar por Italia, Alemania, Suecia y Noruega, para recalar finalmente en España -un país importante en su vida- y concretando un poco más en Alcalá de Henares, que fue justamente la ciudad elegida para  poner el broche final a este interesante tour. ¡Quién se lo iba a imaginar!


De inicio la noche se planteaba complicada: era domingo -por lo que algunos cuerpos estaban ya un poco machacados tras el fin de semana vivido-, el tiempo que hacía era el de la época del año en que estamos y además, para más inri había fútbol… Pero bueno, como dije en la anterior crónica sobre Kurt Baker, se nota que poco a poco se va consiguiendo formar una parroquia y si ya sumamos a gente que venía directamente desde Madrid, pues no os cuento nada.

Éramos los que teníamos que estar. Luego no queremos quejas...

Para el concierto Paul Collins vino con su ‘Beat’, que de un tiempo para acá está formada por una serie de musicazos tan grandes como la copa de un pino: los inagotables Juancho López al bajo eléctrico, Christopher Bongers a la batería y el brillante Manolo Espinosa a la guitarra eléctrica.


En esta su primera visita a Alcalá, Paul decidió dar un repaso a su enorme carrera musical. Desde sus primeros movimientos con The Nerves, The Breakaways y The Beat hasta sus últimas grabaciones y alguna que otra composición que al parecer todavía no están registradas o publicadas… Vamos, que asistir a este concierto fue como leer del tirón una enciclopedia sobre el Power-Pop. Un auténtico placer.

Para que os hagáis una idea, Paul Collins inauguró la noche con “You Wont Be Happy”, para luego seguir con otras composiciones pertenecientes a su primer trabajo con The Beat en 1979 como “Different Kind Of Girl” y “Rock And Roll Girl”. Un álbum del que buscando más información por ahí he encontrado que fue producido ni más ni menos que por Bruce Botnick, un tipo que produjo entre otros a The Doors, a Love y que trabajó como ingeniero en el ‘Pet Sounds’ de los Beach Boys… Leyendas señores, leyendas.



Como ya estamos hablando demasiado, vamos a hacer un parón para ver y escuchar una de esas canciones que os hemos comentado. Una canción que según dicen por ahí, Paul compuso a su novia de por entonces. Y es que hay una cosa que está bien clara: somos todos un poco-bastante tímidos, cobardes y ya no hay galanes como los de antes...



Entre charla y charla en perfecto castellano -ya quisiera el talento de Sergio Ramos hablar inglés como Mr. Collins lo hace en el idioma de Cervantes- fueron cayendo canciones de otros discos más recientes como “Helen” -‘Flying High’ / Lucinda Records / 2007-  y “Hey DJ” -‘Ribbon Of Gold’ / Rock Indiana / 2008- esta última una canción que tiene un trasfondo y una historia que creo no sé por qué que nos suena a muchos enamorados del mundo de la radio: ese primer contacto con la música cuando éramos críos, con el transistor debajo de la almohada y en vela a altas horas de la madrugada… ¿Verdad?



.Esa gorra, el pañuelo rojo anudado al cuello, las gafas, la florida camisa -quiero una así, desde aquí lo digo en público-… Incluso esa petición de chupito para el guitarrista. Todo llamaba la atención en Paul Collins, pero esos elementos accesorios no lograban distraer y desviar la atención sobre una cosa realmente admirable: el total dominio del escenario que tiene este hombre. Es increíble como fue capaz de controlar el tiempo, recitando a veces con voz profunda, generando tranquilidad y tensión en el público, teniéndonos en sus manos todo el rato. Se nota que no fue ayer precisamente cuando empezó a subirse a los escenarios


Pero vayamos a lo que de verdad me importa en este caso. Como iba diciendo, Paul fue deshojando canciones magníficas y únicas, de esas que dejan marca. De esas que hacen que por una u otra razón acaben adquiriendo significado para el oyente…

No fue el artista que más fuerte y contundente ha sonado de todos los que han pasado a lo largo de este año por la sala, pero es que eso no tiene por qué ser del todo necesario. De esta manera, Paul nos demostró que con saber tocar bien una delicada y sencilla canción en plan medio tiempo es más que suficiente para provocar una sensación y un recuerdo imborrable, para darnos un vuelco el corazón o para que se te pongan la piel de gallina, tal y como me ocurrió con “Parlez Vous Français”. Hay una persona que puede dar fe de ello.



Lo mismo podría decir de un tema que Paul Collins Beat tocó y que no he logrado descubrir o localizar. No soy muy avispado, pero me da que por las veces que suele repetir “Walk Away” a lo largo de la canción en los estribillos, ese debería ser el título, pero no lo sitúo... En Youtube aparece un video en directo grabado pocos días antes de su llegada a Alcalá con este mismo tema en directo y resulta que en los comentarios se indica que posiblemente sea una canción nueva que todavía no está disponible, por lo que nos tendremos que conformar con esta edición que he montado para poder disfrutar de una de los momentos que más me emocionaron aquella noche. Sabor a clásico. A canción de nuestras vidas casi.



Y es que sinceramente, con eso me quedo de Paul Collins, con su saber hacer sobre el escenario y con esos detalles de sobriedad y categoría -propios de la madurez personal y musical que ha alcanzado- que brillan y destacan entre una retahíla de agitados y electrizantes números de cuando era mozo como el inolvidable “Hangin´ On The Telephone” y el “Look But Don´t Touch"… En fin, un hombre que ha sabido y sabe mantener su toque con el paso del tiempo. Totalmente disfrutable.

Ahí os dejamos con el ‘setlist’. Uno de los más completos, perfectos y redondos que hemos podido contemplar en mucho tiempo. Vuestro es.


¡Larga vida al Rey del Power-Pop!

martes, 18 de diciembre de 2012

Noches de Power-Pop 1ª Parte: Kurt Baker en Alcalá de Henares – 14 de diciembre – Sala Ego.

Como todo el mundo sabe, se acerca ya el fin de año y por si resulta que a los mayas les da por acertar en sus fatalistas predicciones, Hey Ho! Club De Rock y la SalaEgoLive han querido despedirse de este 2012 tan puñetero que nos ha tocado vivir con un par de nombres de auténtica categoría dentro del alegre sonido Power-Pop. Y como viene siendo ya costumbre Los Sultanes Del Swing no se lo han querido perder, pero mejor será que vayamos por partes…


El primer artista en subir al escenario en este Especial Power-Pop fue ni más ni menos que Kurt Baker. Un alumno aventajado de la escuela de Elvis Costello que domina a la perfección el arte de construir canciones como las de antes. Es decir: composiciones perfectas y repletas de estribillos con gancho.

Hablar de Kurt Baker es prácticamente hacerlo del Power-Pop actual en sí, ya que este figura encarna todas y cada una de las características del género: temas redondos que llegan al oyente de forma directa e inmediata con ese pulso vital, energía y efervescencia propias de la juventud… Pero bueno, para no estar repitiendo todo otra vez, mejor os recomendamos la escucha del programón que la semana pasada dedicamos a estos sonidos ‘powerpoperos’.


Caía en jueves –o ‘juernes’, como se suele decir ahora y como ustedes prefieran- y lo cierto es que era el día perfecto para asistir a un buen show… El público es todavía algo escaso viendo  la  calidad  de  los nombres que están viniendo a la ciudad, aunque por otra parte hay que reconocer que el que hay va siendo cada vez más fiel y ya se empiezan a hacer comunes las caras… Algo que mi padre -camarero de toda la vida- sabe que es costoso y a la vez importantísimo: hacer parroquia.


Procedente de Maine, Kurt Baker y toda su tropa se encargaron de darnos a conocer el que es su último disco publicado hasta la fecha, ‘Brand New Beat’, que no es ni más ni menos que el perfecto manual de  Power-Pop. Así de simple y a la vez así de meritorio.




Pero Kurt Baker no vino a Alcalá de Henares únicamente con la intención de volarnos la cabeza con temazos hipervitaminados de su último trabajo como son “Everybody Knows”“Partied Out” y “Weekend Girls”... Ya que también quiso regalarnos algunas joyas pertenecientes a su anterior etapa como miembro de The Leftovers. Éste fue el caso de “Can´t Stop” -canción que abrió el concierto- y de otras que entraron dentro de los bises como fue “Telephone Operator”.

Y tampoco se olvidó del resto de su discografía en solitario, porque de su disco debut ‘Rockin´ For A Living’ sonaron unas cuantas maravillas, como esta de aquí abajo:




Para tristeza de muchos, Kurt Baker -a la voz y al bajo- no se hizo acompañar para esta gira española por la teclista y corista Holly Nunan pero no pasa nada porque de todas maneras hay que reconocer que los muchachotes que le guardaban las espaldas estuvieron realmente soberbios: el canoso Wyatt Funderburk y el pequeñín Geoffrey Palmer a las guitarras, el elegante Kris Rodgers a los teclados y Adam Cargin a la batería.




La noche tuvo bastantes momentos memorables. Cada uno de los asistentes tendrá los suyos, pero ya que estamos aquí os voy a contar los mios:

El primero fue, sin lugar a dudas, cuando bien entrado el espectáculo Kurt y compañía se pusieron a tocar “Hollywood (Down On Your Luck)” de Thin Lizzy, una de las bandas de Rock más importantes de la Historia. Una opinión personal que se ve reafirmada y confirmada por momentos como ése, ya que no es muy habitual que un artista estadounidense de Power-Pop decida versionar a un grupo irlandés de Hard-Rock setentero ¿verdad? Me da que el gran Phil Lynott estaría muy agradecido por el tributo que se marcaron estos chicos…

El segundo fue la conexión con el público, que fue rapidísima y es que es un tío de esos que cae bien. Además, si a eso le sumas unos cuantos "Alright!" por aquí y unas cervezas por allá -ya sean Budweiser o Mahou, que para gustos los colores- pues la mitad del camino para agradar al público como que está hecha.

Y el tercero fue cuando ya en los bises sonó “Hangin´ On The Telephone”, ese clasicazo que compusieron The Nerves allá en 1976 y que Blondie llevó al éxito mundial un par de años después al incluirlo en su álbum 'Parallel Lines'… Uno de esos discos que hay que escuchar por lo menos una vez en la vida sí o sí.


Creo que no exagero lo más mínimo si os digo que “Hangin´ On The Telephone” es una de mis canciones favoritas de todos los tiempos junto a “Union City Blues” también de Blondie, así que cuando al finalizar el concierto me acerqué al tenderete y vi que esta canción la tenía Kurt Baker en su EP ‘Get It Covered’ pues como que la tentación me pudo y me hice con él.


La noche no había acabado porque todavía quedaban sorteos de vinilos cortesía de Hey Ho! Club De Rock, así que hasta que se hacía tiempo aprovechamos para pedirle a Kurt Baker que nos firmara el EP. Muy simpático y agradable sacó su rotulador, me preguntó el nombre y ahí empezó el enredo… Porque todo se remonta a 1983, cuando mis padres me podían haber llamado Juan, Jose, pero no... Decidieron muy sabiamente y con gusto exquisito nombrarme Víctor Hugo. Un nombre bonito, sí, pero que no debe ser muy conocido entre los anglosajones... A su “what?” le respondí “yes, Víctor Hugo, like the french writer”, pero resulta que la literatura universal no debe ser el fuerte de nuestro amigo, porque tampoco sabía como se escribía, así que con la complicidad de mis compañeros Laura Neri y Maku le estuvimos deletreando el asunto… Y este es el resultado final:


Nos despedimos con unas fotos y tomamos buena cuenta del 'setlist', porque siempre hay gente interesada en esas cosas. Creo que a lo largo y ancho de la crónica hemos hablado suficientemente del repertorio que Kurt Baker nos brindó, pero para aquellos curiosos que tienen la manía y costumbre de saber el orden de las canciones ahí tienen la fotito. Eso sí, para ello es básico poseer ciertos conocimientos de criptografía:


Y ahora... ¡A seguir disfrutando de Kurt Baker!

lunes, 3 de diciembre de 2012

Conciertos del Mes de Diciembre:

No hay excusa para quedarse en casa. Sí, hace fresco y tal pero... ¿Y la de conciertazos que os esperan?


Miércoles 5: El Artista del Hambre. Flamingo Bar Rock de Alcalá. 22,30 h. Entrada gratuita.
Sábado 8: El Sombrero del Abuelo. Rock Estatal Club de Madrid. 21:30 h. 5 euros.
Jueves 13: Kurt Baker (USA). Sala EgoLive de Alcalá de Henares. 22:30 h. 8 euros.
Viernes 14: La Compañía Walter. Sala EgoLive de Alcalá de Henares. 23:00 h. Entrada gratuita.
Viernes 14: Temple + Fiurach. Sala Bumerang de Guadalajara. 21:00 h. 6 euros + consumición.
Sábado 15: Mi AnimalSala EgoLive de Alcalá de Henares. 23:00 h. Entrada gratuita.
Sábado 15: Band 2. La Chata. 13,30 h. Entrada gratuita.
Domingo 16: Paul Collins Band. EgoLive de Alcalá. 22:30. 10 euros + consumición.
Viernes 21: Nocaut. Tic-Tac de Alcalá de Henares. 22,30 h. Entrada Gratuita.
Jueves 27: Band 2. Flamingo Bar Rock de Alcalá de Henares. 22,30 h. Entrada Gratuita.