jueves, 24 de marzo de 2011

Rarezas Musicales ¿del Programa 54? Dedicado a Phil Collins:


Conocido es por todos el amor que Phil Collins ha tenido siempre por el Soul. Así bien lo demuestran tanto su honesta y reconocidísima versión del “You Can´t Hurry Love” de The Supremes y las secciones de viento-metal de esencia negra que siempre salpicaban sus discos (cortesía en muchos casos de la Phenix Horns), como su último y al parecer poco exitoso disco de versiones homenaje a la histórica compañía Motown.

Como suele ser habitual, en esta vida casi todo el mundo toma una postura y se posiciona en uno u otro lugar. En este caso, siempre hay unas preguntas que sirven para entablar una buena conversación o discusiónen las que está muy clara la intención de buscar la polémica y el enganchón: ¿Quién es mejor o a quién prefieres? ¿A Phil Collins o a Peter Gabriel?
Personalmente Genesis –la banda en la que estuvieron estos dos hombres-, nunca me llamó del todo la atención: ni en sus inicios dentro del Rock Progresivo ni en su posterior etapa Pop; aunque si debo quedarme con alguien, entonces elijo sin dudas a Phil debido a su carisma y a ese don para saber conciliar lo comercial, lo pegadizo y esa percusión tratada de forma sintética que tanto me cuesta aceptar propia de los años 80 con las bases de la buena música negra de siempre.
Además, si he de ser sincero en su día, cuando era niño, esas músicas tan extrañas y esos horribles videoclips que salían de la mente de Peter tipo "Sledgehammer" me provocaron unas cuantas pesadillas… y eso es algo que al final marca y sale a flote más tarde o más tempano, como en este caso.

Ese gusto de Phil Collins por el sonido negro hizo que entablara grandes amistades con artistas de ese mundo. Y ahí es donde entra en acción su tocayo Philip Bailey, el cantante y compositor de Earth Wind and Fire: esa mítica agrupación de Chicago que basaba toda su fuerza en el R´n´B y en la fiebre Funk para crear clásicos tras clásicos como “Let´s Groove”, “Fantasy” o “September”…

Fruto de esta relación personal y profesional surgió “Easy Lover”: una canción donde la presencia del característico falsete de Philip Bailey impregna hasta el último rincón del tema con un optimismo, vitalidad y energía desbordante, convirtiéndose junto a la producción de Phil Collins, en uno de los elementos clave que hizo que esta canción alcanzara el puesto nº 1 en Inglaterra, el nº 2 en USA, y se convirtiera en un rotundo éxito mundial.


De forma paralela a Earth Wind and Fire, Bailey inició una carrera musical en solitario en la que daba rienda suelta y ampliaba aún más sus anteriores registros, abarcando ahora estilos más depurados y elegantes como el Gospel, el Nu-Soul y el Jazz, con un resultado en cuanto a ventas menos llamativo pero eso sí, de una calidad suprema...

Una prueba del refinamiento que alcanza Philip Bailey en este álbum es esta versión remozada del "Keep Your Head To The Sky":

http://www.goear.com/listen/51d98bb/keep-your-head-to-the-sky-p-bailey

Nos despedimos por hoy con una canción perteneciente al último disco de Bailey del que tengo constancia: “Soul On Jazz”, editado en 2002 por Heads Up International.
Cuenta con la impecable producción del neoyorquino DJ Smash y es tan alegre y positiva que siempre que la escucho me dibuja una sonrisa en la cara…

En fin, es una de esas canciones que quita todos los males, sustituye a todos los psicólogos del mundo y que se titula "Bop Skip Doodle":

http://www.goear.com/listen/d7a27f8/bop-skip-doodle-p-bailey

Como Goear últimamente me está vacilando y no me suenan sus reproductores -eso sí, la publicidad no falla-, mejor os dejo entonces los enlaces directos que llevan a las canciones...
¡Espero que suenen y que os gusten!

No hay comentarios:

Publicar un comentario