martes, 27 de julio de 2010

David Bowie. Los años 80

Retomando a David Bowie nos metemos de lleno con los años 80.

Después de volver a EE.UU y a comienzos de esta década, graba Scary Monsters, un disco que cerraba su etapa mas experimental y que a su vez se unía con fuerza a la emergente new wave. De este trabajo se destaca Ashes to ashes donde se retoman las desventuras del protagonista de Space Oddity, Major Tom.



Este disco supuso un gran éxito para el artista, volviendo a aparecer en los primeros puestos de las listas tanto inglesas como estadounidenses, después de su bancarrota con la trilogía de Berlín. La crítica clasifico este trabajo como uno de los mejores de su carrera.

Después de grabar un tema con Queen en 1981 llamado Under pressure, la carrera del Duque Blanco tomaba un rumbo mas comercial y así, grabo el que sería su álbum mas vendido: Let´s dance. Para dicha grabación cambio tanto de discográfica como de productor, que pasaría a ser Nile Rodgers.

Tanto el single que da nombre al disco como China Girl o Modern Love fueron un gran éxito en las pistas de baile.



Debido a esto, el artista se embolsó cantidades millonarias de dinero y pudo realizar conciertos por todo el mundo. Bowie a estas alturas ya era un artista consagrado y se le consideraba como uno de los grandes al nivel de Elton John, Cher, Tina Turner o Mick Jagger.

En el 84 graba Tonight, un disco editado con el objetivo de alcanzar un éxito igual o mayor que el anterior, pero pese a su gran reconocimiento por los fans, fue muy menospreciado por la crítica que lo tachaba como un disco producto del estancamiento del artista.

Esto afecto profundamente a David Bowie y así, en 1987 publicaría el que para la gran mayoría de sus seguidores es el peor álbum del artista: Never Let me Down. No fue un fracaso en ventas pero la crítica esta vez fue durísima definiendo el disco como: totalmente impersonal.

Tras una tibia acogida de su gira de presentación del disco era tiempo de cambiar y Bowie, lo sabía. Así, formo en 1989 un megagrupo de pre-grunge alternativo llamado Tin Machine con el objetivo de encontrar nuevas vías musicales y retornar al éxito.

Con este grupo graba dos discos de estudio con los que no obtiene el éxito de ventas esperado a pesar de contar con buenas canciones.

1 comentario:

  1. Dudo cuál es peor(por lo menos para mí), si el Never Let Me Down, o el primero que sacó con Tin Machine. Yo casi que me quedaría con el Never let Me Down, pero ninguno de los dos me gusta. lo que menos soporto de Bowie de la época de Tin Machine es cuando decía que era uno más del grupo, es que le veía falso a más no poder, ¡vamos!, que éso no se lo creía ni él.

    ResponderEliminar