jueves, 20 de mayo de 2010

Pink Floyd, nacimiento

Si alguno no lo sabe, es pecado mortal, pero aún asi, por si acaso explicaremos que Pink Floyd es un grupo británico de rock psicodélico que evolucionó hacia el rock progresivo y sinfónico, que a día de hoy llevan vendidos más de 300 millones de álbumes en el mundo.

Algunas de las características son que sus letras siempre tuvieron un gran contenido filosófico, el sonido experimental, portadas elaboradas e innovadoras y espectáculos sobresalientes en directo

Pink Floyd surgió en 1964 a partir de la banda Sigma 6. Cuando la banda se separó, Bob Klose y Roger Waters, ambos guitarristas, el batería Nick Mason y el teclista Rick Wright formaron la banda Tea Set. Después de un tiempo con Chris Dennis como vocalista, este es sustituido por Syd Barret, guitarrista además de vocalista que desplazó a Waters a tocar el bajo.

El verano de 1965, Bob Klose abandona la banda, quedándose en un cuarteto, con Barrett, Waters, Wright y Mason. Fue entonces cuando Barret se convirtió en principal compositor del grupo, con canciones influenciadas por el blues y Bo Diddley, además de The Byrds y el sonido psicodélico del álbum Revolvr de los Beatles.

En otoño de aquel mismo 65, Tea Set coincidió en un concierto en Northolt, cerca de Londres con una banda homónima. Barret sugirió el nombre The Pink Floyd Sound, combinación del nombre de dos músicos de blues, Pink Anderson y Floyd Council.

Hubo un tiempo en que el nombre no estaba pero al final ni uno ni otro porque en el 68 ya serían definitivamente Pink Floyd. Aún así las producciones inglesas y los 2 primeros sencillos fueron nombrados bajo The Pink Floyd y Gilmour continuó llamando al grupo The Pink Floyd por lo menos hasta 1984

Pink Floyd era una banda de moda entre el movimiento underground, lo que les permitió tocar el lugares como el UFO club, el Marquee Club y el Roundhouse.

A finales del 66 la banda fue invitada a componer música para una película de Peter Whitehead, Tonite Let's All Make Love in London, en enero de 1967, aunque aparecieron muy pocas muestras de esta música en la película. Esta sesión fue lanzada como London 1966/1967 en el 2005.

Con toda la popularidad ganada, se asociaron con sus mánagers Peter Jenner y Andrew King, en octubre del 66 bajo el nombre Blackhill Enterprises. Ya en Blackhill Enterprises lanzaron y distribuyeron 2 sencillos «Arnold Layne» en marzo de 1967 que se situó en el puesto nº20 de Reino Unido y «See Emily Play» en junio del mismo año, que llegó al puesto nº6, que le dio la oportunidad de aparecer por primera vez en la televisión nacional en el programa Top of the Pops en julio de 1967

Ya animados por sus sesiones instrumentales y presentaciones en vivo, en 1967, Pink Floyd decidió lanzar su primer álbum: The Piper at the Gates of Dawn, que fue lanzado en agosto de 1967 que fue muy bien recibido por la crítica.
El título del álbum fue extraído de la novela El viento en los sauces, de Kenneth Grahame. Una novela muy recurrente para los músicos, ya que si os acordais también de este libro extrajeron los Sugarcubes el título de su segundo álbum llamado Here Today, Tomorrow, Next Week!.

En la actualidad el álbum The Piper at the Gates of Dawn, está considerado como ejemplo por antonomasia de la música psicodélica británica. Este disco es una mezcla vanguardista, folcklórica, y surrealista. Además para su elaboración se utilizó la mejor tecnología electrónica de la época, como el paneo estéreo (que explicado así fácilmente es este sensación de que el sonido se mueve de un lado a otro cuando vas con cascos….) también introdujeron los efectos de eco y teclados electrónicos.

El álbum fue todo un éxito llegando en Reino Unido al nº6 aunque en EEUU no le fue tan bien… estos americanos…

La banda tenía éxito y ¿qué pasaba con el éxito en los 60/70? Si efectivamente éxito era un sinónimo de drogas, especialmente el LSD que estaba haciendo mella en Barret. Por eso en febrero de 1968 el grupo llamó a un músico amigo de Barrett, David Gilmour, para apoyarlo a la guitarra y cantar cuando aquél sufriera alguno de sus bloqueos mentales. Esta situación obviamente era insostenible por lo que simplemente dejaron de llevar a Barrett a los conciertos. El último concierto con Barrett en el grupo fue el 20 de enero de 1968, en el muelle de Hastings.

Pink Floyd esperaba que aunque en los conciertos tocara Gilmour, Barret siguiera componiendo. Pero Barrett cada vez hacía música más abstracta, un buen ejemplo es el tema Have you got it, yet? La salida de Barrett se hizo oficial en abril de 1968, y los productores Jenner y King decidieron seguirle a él, rompiendo la sociedad Blackhill. El nuevo manager de la banda era Steve O'Rourke, quien continuaría con Pink Floyd hasta su muerte en 2003.

No hay comentarios:

Publicar un comentario